julio 13

Las 3 claves que practico para adaptarme a una nueva situación

Las 3 claves que practico para adaptarme a una nueva situación

UnknownCreo que decirte que vivimos una época de transformación constante y que lo único que permanece contante es el cambio ya está oído y visto, ¿no? En este caso, voy a prescindir de teoría que ya conoces seguramente, sobre la adaptación al cambio, sobre ‘adaptarse o morir’, etc, y voy a pasar directamente a las 3 claves más prácticas y útiles que yo misma he desarrollado, practicado y que pongo en marcha cuando me enfrento a una nueva situación y te aseguro que, cambiar de país y vivir la aventura (apasionante seguro gracias a estas prácticas) que experimentaré en pocos días, implicará adaptarme al entorno y darle al botón de ‘adaptación rápida si quiero conseguir mis objetivos’

Así que, como lo que me interesa no es que reafirmes tus conocimientos sobre la adaptación, si no que tengas elementos prácticos para poder implementar, (si realmente quieres conseguir tus objetivos y logros cuando una nueva situación se instale en tu vida) vamos allá con estas 3 claves que te ayudarán a transformar los cambios en aprendizaje y experiencia positiva en tiempo record.

1. Practica la flexibilidad: Y no es que tengas que ponerte a hacer gimnasia física (que también en cualquier caso es saludable), se trata de practicar tu flexibilidad emocional y mental.

Por un lado, es saber y ser consciente de que es normal que se te presenten ciertas emociones, que además pueden ser cambiantes en cortos espacios de tiempo: Alegría, tristeza, miedo, entusiasmo…¡No luches contra ellas! No quieras negarlas o hacerlas desaparecer, eso solo te genera más frustración. Es lógico que te sientas así, nuestro cerebro no está preparado para los cambios, querrá ‘luchar’ para que lo evites y eso puede producir emociones encontradas. Ante esto simplemente compréndete, normalizar la situación ayuda bastante a nuestra tranquilidad, procura transformar y gestionar tus emociones (trabaja tu Inteligencia Emocional), compártelas con alguien con quien te sientas a gusto, como se suele decir, las penas compartidas son la mitad y las alegrías el doble.

Por otro lado, sé flexible con lo que te vas encontrando. Piensa que no lo puedes controlar todo. No tienes la bola de cristal para saber lo que va pasar, así que hazte un favor, no anticipes que todo lo que va a venir es negativo (solemos tender a ese pensamiento), eso te genera un montón de estrés innecesario. Prográmate para disfrutar todo lo posible de lo que vas experimentando. Los cambios siempre vienen cargados de aprendizaje y oportunidades para el ojo entrenado. Es cuestión de práctica.

2. Crea y Re-Crea: Esto requiere altas dosis de flexibilidad ya que para fomentar la creatividad hemos de ser capaces de modificar nuestro entorno para satisfacer nuestras necesidades, en ocasiones no basta una sola creación, si una no funciona, no tires la toalla con un ‘esto ya no funciona’, evalúa, mejora y re-crea (vuelve a crear).

Imagina que estás buscando trabajo, tres maneras creativas que se salen de lo habitual serían por ejemplo: Un vídeo Currículum, ‘Venderte’ (en el sentido profesional) en un portal de Internet (un Francés lo hizo en Amazon y le llovieron ofertas de trabajo), crear una tarjeta diferente con un mensaje original, un código QR , un bono regalo…

Lo habitual o ‘normal’ no tiene por qué ser lo más útil…En este caso concreto y como dice Harv Ecker «Â¿Quieres ser normal o quieres encontrar trabajo?». En caso de que dudes si lo que vas a crear, esa nueva idea funcionará o no, ¡hazlo!, es la única manera de saber si es buena. Para minimizar riesgos, una pregunta muy práctica que te puedes hacer es «Â¿qué es lo peor que me puede pasar?», la mayoría de las veces la respuesta será, nada, es más es del todo probable que, o consigas tu objetivo o aprendas un montón de la experiencia.

3. Piensa en positivo: Me sorprende bastante que, en no pocas ocasiones, cuando se habla de la importancia de pensar en positivo, el mensaje se interpreta como si se dijera: «tienes que vivir en los mundos de Yupi», o «en el país de los osos amorosos y los arcoirirs» y cuando pregunto «Â¿qué te hace pensar así?» Me encuentro con que la mayoría de las personas con este pensamiento escéptico nunca han probado la práctica del pensamiento positivo y…¿entonces?

Practicar el pensamiento positivo no es vivir en la «nube rosa», ni ser «flower power«, ni que existan seres mágicos que cuando pienses en una cosa positiva, te la traigan…aunque la verdad es que soy de las que piensa que cada cual que viva donde y como quiera si eso le da los resultados que quiere en su vida y no hace daño a nadie, ¿no?

Pues eso, más allá de las interpretaciones lo que sí está comprobadísimo es que practicar el pensamiento positivo te ayuda a extraer experiencias y aprendizaje positivo de lo que te va pasando en la vida (siempre nos pasan cosas). Puedo pensar que si me dan responsabilidad en el trabajo es que ‘me caen todos los marrones a mi’ (pensamiento negativo) o que tengo habilidades y capacidades muy buenas para desarrollar y gestionar con éxito esas responsabilidades (pensamiento positivo) y si pienso esta segunda opción, estoy eligiendo tener más calidad de vida, no vivir en un país multicolor…

Además, la fórmula del pensamiento positivo es sencilla como verás en la imagen a continuación.

Captura de pantalla 2013-06-13 a la(s) 07.57.17

Considero que es lógico que si quiero tener resultados positivos, no me será de ayuda pensar que «tengo mala suerte» o que «todo lo malo me pasa a mi», que «mi vida es un desastre»…¿Conoces a alguien con ese pensamiento y una vida exitosa? Yo no. Es una cuestión de elegir cómo quieres construir tu vida

Como sabes, estas habilidades o claves funcionan si se llevan a la práctica. Si las lees y ya está, seguirás igual que estabas hasta ahora. Te animo a que las implementes, las conviertas en hábito, te formes, leas, te mentorices…para así transformar los cambios de manera rápida, en oportunidades que te acerquen realmente a tus objetivos. El tiempo no se paga con dinero, se paga con la vida…

«La distancia entre el querer y poder se acerca con el entrenamiento» (Cusi Huasi)

Loved this? Spread the word


About the Author

SaraD

Artículos Relacionados

La Fórmula de la Felicidad: Salud, Dinero y Amor

Leer más ...

Te quiero…lejos: El valor del desapego y la soledad

Leer más ...

Cinco pequeñas acciones para aumentar tu bienestar

Leer más ...

¿Puede existir la felicidad eterna?

Leer más ...
Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}